Rafa Sanz: “Me he obligado a estar entre los seis mejores”

Rafa Sanz: "Me he obligado a estar entre los seis mejores"

Rafa Sanz: “Me he obligado a estar entre los seis mejores”

A punto de cerrar la plantilla para una ilusionante campaña, Rafa Sanz, entrenador del Extremadura Plasencia, nos atiende para analizar su trayectoria en el baloncesto y la nueva temporada en Plasencia.

Pregunta: Usted empezó a entrenar demasiado joven… Y tanto que fue a los 14 años, ¿se esperaba llegar tan lejos como ha llegado?

Respuesta: Pensaba en entrenar y ser feliz enseñando y compitiendo. 28 años después sigo pensando igual, con alguna cornada pero la base es la misma. Entiendo el puesto de entrenador como un compromiso docente primero, y como una búsqueda del rendimiento a continuación. Formar para rendir, para ser mejor es lo que intento.

P: ¿Qué es lo más importante que le haya podido enseñar el baloncesto? ¿Y lo que usted ha transmitido durante todos estos años?

R: Pues que nada es eterno, ni lo bueno ni lo malo. Y que hay muchos conocidos, y pocos amigos. He intentado transmitir honestidad y valentía.

P: ¿Cómo transcurrió la negociación para cerrar su contratación? ¿Se precisaron varias semanas o fue sencillo decidirse?

R: Hoy hay poca negociación. Es una cuestión personal que debes ponderar. Asumir lo que sacrificas y si quieres entrenar vas, y si no ya va otro por menos. A estos niveles es algo vocacional que asumas por intentar no arrepentirte de lo que no intentas, poco más.

Su llegada a Plasencia

P: Visitó la ciudad hace algunas semanas para su presentación. ¿Cómo ha sido este primer acercamiento con la ciudad y el club?

R: Todo bien, yo creo que va a ser buen año. Tengo mucha ilusión, es la clave por la que voy a entrenar al equipo”.

P: ¿Cuál ha sido el factor más determinante que le ha impulsado de forma definitiva para venir a Plasencia? ¿La historia de la entidad, la esencia de baloncesto que se respira en la ciudad, el proyecto actual…?

R: No conozco mucho aún, pero creo hay interés en hacerlo lo mejor posible. Yo creo que es un buen sitio. De todas formas, lo importante es la motivación propia. Yo tengo ganas, lo demás ya veremos como transcurre.

P: Tras varios años con el Plasencia como rival, ¿Qué le transmitían hasta ahora esos choques?¿Recuerda algún momento en especial por encima del resto?

R: Bueno, la época que yo conozco de esplendor en Plasencia es la que todo el mundo recuerda. Yo creo que ya toca olvidar eso y construir algo bueno y sostenible ahora, no podemos vivir del recuerdo. La nostalgia nos hace peores.

P: ¿Qué espera de la afición de La Bombonera durante cada partido en casa?

R: Que se sientan orgullosos de los chavales, creo que va poca gente al pabellón y mi anhelo es que vaya mucha más y que se diviertan.

P: ¿Qué Plasencia quiere construir Rafa Sanz? ¿Cuáles serán las claves del equipo para hacerse fuerte y en qué aspectos cree que deberá incidir más para progresar cada semana?

R: Queremos ser valientes y agresivos, esto lo dice todo el mundo en agosto. Yo pretendo lo seamos hasta el final. Y que no se quede en un slogan.

P: ¿Qué mensaje puede transmitirle a la afición respecto a la incertidumbre de los fichajes?

R: En LEB Plata jugadores de relumbrón creo que no hay. Nosotros intentamos tener jugadores que quieran darlo todo, crecer, mejorar. Asumo algunos demostrarán en el campo que quieren ser mejores, y otros hablarán mucho y harán poco. Esto pasa en todos los clubes y en todos los deportes. En un equipo hay que intentar que vayan todos hacia delante, pero es imposible conseguirlo al 100%. Queremos gente honesta y que tenga deseo de ir arriba. Ojalá no decepcionemos a la gente, el público quiere emocionarse, para problemas ya está la vida.

P: Sin embargo, tal y como se ha podido comprobar a lo largo de la historia del club, el Plasencia Ambroz siempre ha sustentado sus éxitos sobre los valores del coraje, no rendirse nunca y el idilio con la afición y con todo lo que representa en la ciudad, y eso ha sido posible gracias a figuras que han conseguido identificarse con todo eso y a su vez transmitirlo sobre la cancha, ¿cree que para generar esa atmósfera será suficiente contar con los jugadores de la casa que pueda haber en la plantilla o buscarán más componentes capaces de cumplir esa función dentro del vestuario (perfil de grandes capitanes como Lledó, Álvaro Palacios, Fran Robles o Jonathan Barceló, con muchas temporadas en el club a sus espaldas)?

R: Casi todos ellos metían puntos, habría que ver qué es el coraje entonces. Los directivos, la prensa, los agentes, los propios jugadores, acaban el partido y solo miran las estadísticas. Hay más cosas para ser un referente. Yo he visto jugadores vaguear de lunes a viernes y besarse el escudo el sábado de cara a la grada. Eso es vender humo. Hace falta gente que quiera ser un profesional de verdad, cuánto más abajo es más difícil. Hay poca capacidad de esfuerzo en general. Poca meritocracia. Espero la gente identifique al honrado, al que progresa, el marketing a veces esconde la esencia.
P: Es la primera modificación que se recuerda que se haya realizado sobre la LEB Plata, ¿qué opina al respecto? ¿Preparará de manera previa física y psicológicamente al equipo para cada una de las fases en las que se divide la temporada o esos aspectos se tratan semana a semana?
R: Me parece un acierto. Ahora bien, los clubes no han reparado que seis descensos es una barbaridad. El 25% de la liga va a perder su plaza. Creo es muy duro. Todo influye, y hay que tener en cuenta sin duda el sistema de competición. Es una parte clave en la programación.

P: Por otra parte, debido a un total de seis derrotas decantadas en los segundos finales, el año pasado el equipo sufrió más de lo normal para conseguir la permanencia y no pudo recoger todos los frutos de su trabajo alcanzando los play offs. Y es que, un mínimo detalle en un partido puede cambiar el devenir de toda una temporada… ¿cuál es su perspectiva al respecto?
R: En general todo el mundo le echa la culpa al entrenador que había. Supongo harán lo mismo cuando yo no esté. Al final esta película acaba con la muerte del mismo, el entrenador. Pero, influyen muchos factores en esto. Hay que intentar controlar los máximos posibles y entrenar esas situaciones, y todavía hay una cosa más importante: tener jugadores que no se asusten y que tengan calidad y cerebro para definir en esos momentos, que no es lo mismo que en el segundo periodo.

P: ¿Dónde piensa que podrá estar el techo del equipo este año?
R: Yo creo tenemos que luchar para estar entre los seis primeros del grupo inicial. Una vez ahí veremos a dónde podemos aspirar. Los equipos cambian mucho, y los comentarios que se hacen ahora están poco fundamentados. Yo me aparto de los comentarios de barra de bar. Me he obligado desde el primer día a que Plasencia esté entre los seis mejores, si todos nos obligamos en eso lo podemos lograr. Más allá es hablar por hablar, hay que hacer y no charlar”

Be the first to comment